Proyecto de instalación de instalaciones fotovoltaicas y asesoramiento tecnológico en Cuba.

Inicio » Proyecto de instalación de instalaciones fotovoltaicas y asesoramiento tecnológico en Cuba.

Viaje de CENIFER a Guantánamo (Cuba)

Febrero 2008

2 alumnos y 2 profesores de CENIFER viajaron a Guantánamo para colaborar en un proyecto de instalación de paneles solares en poblaciones aisladas. La iniciativa, impulsada por la ONG Sodepaz, ha beneficiado a más de 60 viviendas.

El sol cubano también es especial, igual que su son. Un sol que pocas veces desaparece, como suele ser costumbre en Navarra y que, bien aprovechado, puede ser la solución para las carencias energéticas del país caribeño. La ONG Sodepaz es consciente de ello y lleva ya 15 años impulsando las energías alternativas en varias poblaciones aisladas, para las que la luz era un avance casi desconocido.

El año pasado, esta asociación inició un proyecto en las comunidades de Los Cerezos y Ucaral, en el que, por primera vez, colaboraron alumnos y profesores del Centro educativo navarro CENIFER (Centro Nacional Integrado de Formación en Energías Renovables). Una experiencia pionera que tiene claros visos de continuidad, ya que, tanto para los cubanos como para los navarros, la experiencia ha sido inmejorable.

En febrero, dos estudiantes del Grado Superior de Mantenimiento de Instalaciones Bioclimáticas en Edificios, Sergio Solá y Carlos Zalduendo, acompañados por los profesores Martín Ibarra y Carlos Yerro, dejaron los cómodos talleres de CENIFER para cruzar el charco y enfrentarse a otro tipo de aplicación de la energía renovable, donde pudieron poner en práctica lo aprendido y transmitir su conocimiento a los cubanos.

El proyecto en Guantánamo, subvencionado por el Gobierno de Navarra, beneficiará a 64 viviendas ubicadas en las poblaciones de Los Cerezos y Ucaral. Los guajiros, como se conoce a los agricultores cubanos, podrán disfrutar de luz, radio y televisión gracias a dos paneles fotovoltaicos de 100 vatios, instalados en los propios hogares.

Esta iniciativa ha supuesto para las 58 viviendas donde ya se han instalado las placas "un salto tecnológico tremendo" según indicó el profesor Martín Ibarra, "ya que podrán contar con electricidad durante 5 años". Y no sólo eso, de esta forma, los cubanos han aumentado su calidad de vida, que es el objetivo principal de Sodepaz. "Son personas que no tenían electricidad y, de repente, les llega la televisión, la radio, la luz... De esta forma se integran más en la sociedad", aseguró Sergio Solá.

Los profesionales de CENIFER estuvieron 3 días en las poblaciones de Guantánamo donde verificaron las instalaciones y ofrecieron indicaciones técnicas en cuanto a orientación e inclinación de los paneles. Asimismo, explicaron a los agricultores cómo debían mantener las placas porque "puede pasar una enternidad desde que se montan hasta que alguien vuelve a repararlas" señaló Ibarra.

Durante la segunda parte del viaje, los miembros de CENIFER realizaron un intercambio tecnológico con los profesionales de Cubasolar, una entidad encargada de las energías alternativas con la que colabora Sodepaz. Gracias a las reuniones interminables, características de los cubanos, pudieron comprobar el desarrollo tecnológico de Cuba, que si bien dispone de buenos profesionales, carece de los medios necesarios.

Los objetivos de la expedición fueron:

  • Verificar las instalaciones fotovoltaicas que se están realizando en las poblaciones de las Yateras y los Cerezos de la provincia de Guantánamo.
  • Realizar reuniones de intercambio tecnológico con diferentes entidades cubanas relacionadas con las energías renovables para asesorar y colaborar en la creación de un centro de formación en energías renovables para el 2º y 3er mundo.