El Consejo de Ministros ha aprobado el pasado 13 de febrero el Real Decreto 56/2016, que transpone la Directiva de Eficiencia Energética  2012/27/UE en lo referente a auditorías energéticas, promoción de la eficiencia del suministro de energía y acreditación de auditores y proveedores de servicios energéticos.

Esta norma estatal establece que las grandes empresas tendrán hasta el 13 de noviembre para realizar una primera auditoría para mejorar su consumo energético. El Real Decreto, aprobado con 20 meses de retraso con respecto a la fecha límite fijada por Europa, establece la obligación de realizar auditorías energéticas para las grandes empresas de más de 250 trabajadores o más de 50 millones de euros de volumen de negocio y un balance general que exceda de 43 millones de euros. Las auditorías energéticas deberán cubrir, al menos, el 85% del consumo total de energía del conjunto de sus instalaciones, y deberán realizarse al menos cada cuatro años. Se estima que esta medida será de aplicación a unas 3.800 empresas en España, con cerca de 27.000 establecimientos o locales.

El Real Decreto también establece los requisitos para el ejercicio de la actividad profesional de proveedores de servicios energéticos, que deberán acreditar su cualificación en materia energética mediante titulación universitaria o de FP, o bien acreditando su competencia profesional teórica y práctica. Los titulados de FP deberán realizar un curso de especialización como auditor energético en el que se desarrollen los siguientes contenidos:

1. Fundamentos de energía

2. Análisis energético de los edificios

3. Análisis energético de las industrias

4. Equipos de medida y toma de datos

5. Ejecución de la auditoría, presentación de resultados y propuestas de mejoras

Imagen auditorias

Escrito por ENA - CISER